fbpx

Cuando hablamos de usabilidad web nos referimos a un conjunto de técnicas que ayudan a las personas a realizar tareas en un sitio web a través de los entornos gráficos y las funciones o herramientas integradas. 

Así, antes de plantear un trabajo o un diseño web debemos considerar una serie de cuestiones necesarias para hacerlo de forma correcta:

  • Trabajamos para seres humanos que buscan realizar una tarea de forma sencilla y eficaz.
  • El sitio es un entorno gráfico, ya sea web o una aplicación móvil.
  • La usabilidad ayuda a que dicha tarea se realice de una forma ágil, analizando el comportamiento humano.

Conceptos claves para la usabilidad web

Si bien la usabilidad web de un sitio debe tener como pilares fundamentales las propias características de su audiencia objetivo, existen una serie de recomendaciones generales que resultan de especial relevancia entre ellas: 

  1. Olvide la regla de tres clic

En el desarrollo y diseño web se ha tenido la percepción que los sitios deben tener una regla de 3 clics. En el 2001 Jeffrey Zeldman describió en su libro “Llevar tu talento  la web” que la regla de los tres clics puede ayudar  crear páginas web estructuradas e intuitivas. Es lógico y razonable, más teniendo en cuenta que los usuarios o visitantes a un sitio web se pueden sentir frustrados si emplean demasiadas acciones para lograr el objetivo. 

Pero en el 2003 Joshua Porter puso a prueba la regla propuesta por Zeldman en un estudio publicado en User Interface Engineering y como resultado descubrió que los usuarios no tienen más probabilidad de renunciar después de tres clics frente a un número más alto como 12 clics. De modo que, en conclusión, se debe diseñar interfaces web amigables y fáciles de utilizar, pero no obsesionarnos con el número de clics que deba emplear el usuarios para realizar una tarea determinada.

  1. Optimizar la velocidad de la página web

Como usuarios somos impacientes, y Microsoft dio sobrada evidencia de ello a través de un estudio realizado en su buscador Bing tratando de determinar la relación entre la velocidad de la página frente a diversos indicadores de rendimiento, tales como la satisfacción, los ingresos generados por el usuario y la velocidad de clics. El informe demostró que un aumento de menos de 2 segundos en la página de respuesta redujo la satisfacción del usuarios en -3.8%, generando una pérdida de ingresos por usuario de -4.3% y una reducción de clics por -4.3%.

La pregunta subyacente es obvia: ¿Qué podemos hacer para mejorar la velocidad de respuesta de nuestro sitio web? Un servicio de hosting profesional y diseños web profesionales con CSS u hojas de estilo adaptadas a dispositivos móviles y herramientas de evaluación como PageSpeed Insights de Google, permite ver rápidamente dónde se puede efectuar mejoras de rendimiento.

  1. Facilitar la lectura de contenidos

Para incrementar la probabilidad de que los  lectores obtengan el máximo aprovechamiento de los contenidos, es recomendado utilizar la técnica para facilitar su legibilidad: resaltar palabras claves, usar encabezados, párrafos cortos y uso de listas. 

  1. Pruebas A/B

Prestar atención a los detalles puede constituir la piedra angular de una navegación exitosa por parte de los usuarios. Comprobar la efectividad de la ubicación de un botón, de los textos de ayuda o su comprensión, del propio espacio concebido, es una práctica más que necesaria. Realizar pruebas A/B para determinar los mejores resultados o validar el diseño, esto permite crear y configurar el sitio para que logre el máximo resultado. 

Tanto si se trata de un sitio web corporativo, un eCommerce o una página personal, toca tener presente que los usuarios acceden porque buscan algo. Que ese proceso sea sencillo y ágil depende del análisis de usabilidad y el diseño del sitio. Ante todo, hemos de evitar que se sientan perdidos o defraudados.

Para optimizar la usabilidad y obtener de ella el máximo partido, se hace necesario tener presentes los siguientes principios:

  • En Internet el usuario es el que manda. Sin usuarios una página web carece de actividad y de sentido, por lo que la observación de sus necesidades y cuidado son claves para mantener un número de visitantes activos y fieles. 
  • En el mundo digital la calidad se valora en la rapidez, fiabilidad y seguridad. En Internet cuanta que su página sea rápida además de bonita, fiable además de moderna, sencilla en lugar de compleja. La experiencia del usuario es fundamental. Una buena experiencia garantiza más y mejores visitas.

Contra la inseguridad provocada por las alarmas que crean las estafas en el medio on line, se debe mantener ciertos criterios de transmisión de seguridad, fiabilidad de la información y de claridad en los procesos.

  • Aportar buenos contenidos. Es uno de los fundamentos de todas y cada una de las partes que integran el mundo digital. Internet es un medio con características peculiares donde escribir bien precisa algo especial. Se debe aportar conocimiento, disponer de cultura general, basarse en la sencillez y plantear una estructura correcta de ideas y textos.

El usuario no perderá demasiado tiempo en su sitio, menos del que se imagina, por lo que es fundamental una definición clara y directa de qué queremos comunicar y cuál es el valor que aportamos.

  • Simplicidad, sencillez y optimización. El diagrama de navegación o el mapa web debe construirse en base a la sencillez y a la lógica del usuario, evitando hacer perder el tiempo a nuestros usuarios, con aquello que no necesitan o dificultando el acceso a otras. 

En el caso de la venta de productos se debe procurar que la selección de ítems complementarios sea consecuente ante una hipotética venta conjunta. Si se excede seguramente obtendrá el efecto contrario e incluso, el abandono del proceso de compra. 

Si se hace un rápido análisis se ve que los sitios y páginas exitosas, y que cumplen mejor su objetivo son las más sencillas y simples. Solo hay que pensar un poco sobre Google. ¿Qué es? Un motor de búsqueda. ¿Cómo es su página principal? Simple. Fondo blanco, logo y una caja de búsqueda. ¿Podría ser mejor?

  1. Normas básicas para un diseño web

En este sentido se puede recurrir a una serie de normas básicas que hacen de un sitio web más amable, agradable a la vista y los sentidos, en definitiva más atractivo.

  • Legibilidad. Tipografía de palo o con rasgos moderados. Cuerpo de letra no inferior a 7/8 puntos (Según la tipografía seleccionada)
  • Colores grises oscuros para el cuerpo de letra, y fuerte para titulares, huyendo de los tonos pastel o dejándolos para los fondos. 
  • Acceso intuitivo y fácil en los menús.
  • Interfaz de navegación destacada, y el acceso al mapa web visible.
  • Explicación de la política de privacidad y protección de datos.
  • Reversibilidad y protección de lo hecho, evitando pasos atrás por simples errores de navegación o introducción de datos. El tiempo de los usuarios es valioso. 

Diagnóstico inicial

El primer paso para poder presentarle una propuesta que se ajuste a sus necesidades es hacer el diagnóstico inicial.

Haga clic en el botón de abajo y conozca más sobre el diagnóstico y cómo le puede ayudar a identificar mejor cómo direccionar sus estrategias digitales.

Abrir chat
1
¿Necesita información de nuestros plane?
Hola. ¿Le gustaría ponerse en contacto con nosotros? Haga clic acá